demandas

Advierten riesgos en el TLC con Unión Europea

Ciudad
Lima

Nota publicada en el diario La Primera, el 18 de diciembre de 2012, que recoge declaraciones de Alejandra Alayza, Coordinadora Ejecutiva de RedGE. Según RedGe, los capítulos de inversiones de los TLC’s favorecen a las transnacionales que operan en el país, empero para el ministro Silva las demandas de empresas extranjeras al Estado se basan en vacíos legales del sistema judicial.

El ministro de Comercio Exterior y Turismo, José Luis Silva, rechazó que los tratados de libre comercio favorezcan a las transnacionales que operan en el país, ya que, en su opinión, el problema radica en los vacíos legales del sistema judicial peruano.
 
Esto en base a que distintos especialistas sostienen que la empresa Doe Run demandó al estado peruano ante la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (Uncitral por sus siglas en inglés), basándose en el capítulo de inversiones del acuerdo comercial firmado entre el Perú y Estados Unidos.
 
“La demanda de Doe Run se basa no en el capítulo de tratados bilaterales del TLC firmado con Estados Unidos, sino en los vacíos legales del sistema judicial de nuestro país”, dijo el ministro.
 
No obstante, la Coordinadora Ejecutiva de RedGe, Alejandra Alayza, argumentó que la demanda de Remco Group (Doe Run), se basa en el capítulo de inversiones del TLC firmado con Estados Unidos, el cual garantiza un trato no discriminatorio y el derecho de demandar al estado peruano en caso se perciba una expropiación indirecta.
 
“Lo que hace Remco Group, luego de la decisión del Estado de no ampliarle el Pama y llevar su caso ante el Indecopi, es aprovechar el capítulo de inversiones del TLC con Estados Unidos, que le garantiza una serie de principios como el trato no discriminatorio, así como el derecho de demandarnos en caso de una expropiación indirecta y está claramente establecido en la demanda”, agregó.
 
En ese sentido, advirtió que en el capítulo de inversiones del Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea, nuestro país mantiene cierta vulnerabilidad ante las empresas de capitales extranjeros instaladas en el país, quienes ante cualquier cambio o exigencia por parte del estado peruano, podrían demandarnos. 
Alayza explicó que ya existen acuerdos bilaterales de inversión con países de la Unión Europea de manera independiente y que lo más probable es que cuando concluya la vigencia de estos (la mayoría en dos años), se procederá a reunirlos y adjuntarlos como parte del capítulo de inversiones del TLC, incluyendo el derecho sobre apropiación indirecta. 
 
Con ello –agregó- tendríamos el mismo escenario que con el TLC firmado con Estados Unidos, que limita nuestras defensas ante un posible abuso de poder de la empresa extranjera.
 
“Lo que suele pasar es que estas son decisiones que unilateralmente asume el Ministerio de Economía, en coordinación con la comisión de TLC de la Unión Europea. Pero, ¿tiene sentido seguir caminando en ese mismo rumbo? El Perú ha cambiado su rol en la economía global, ¿tenemos que someternos a sus mismas reglas?”, cuestionó Alayza.
 
FIRMAN CONVENIO 
 
Perú y la Unión Europea firmaron la Declaración Conjunta de Cooperación a través de la cual la UE se compromete en apoyar financiera y técnicamente, con un importe máximo de US$ 17.11 millones la adecuada implementación de la Política Peruana de Promoción de las Exportaciones de Productos Ecológicos. Dicho acuerdo tiene una duración de cuatro años.
 
 
Fecha

En 2020 Perú llegó a ser el país más demandado por inversores extranjeros a nivel mundial

Al término de 2020, el Perú alcanzó a ser el país más demandado de todo el mundo ante los tribunales internacionales, debido al uso del mecanismo de solución de disputas inversor-Estado (conocido por sus siglas en inglés como ISDS), el cual está incluido en muchos de sus tratados bilaterales de inversión y acuerdos comerciales.

De acuerdo con los datos de la UNCTAD1, entre los años 2019 y 2020, Perú recibió nueve demandas por parte de sus inversores. Solo en 2020, y en plena crisis sanitaria, el Estado peruano recibió seis demandas de arbitraje internacional, además de cinco amenazas de posibles querellas en estas mismas instancias.

Es así que, hasta finales de diciembre del año pasado, nuestro país ha acumulado un total de 25 demandas, de las cuales, un 88% fueron interpuestas entre el 2010 y 2020. En relación a América Latina y el Caribe, Perú es el cuarto país más demandado. Le siguen Colombia con 6 casos, al igual que México, Panamá y Venezuela, con 5 casos cada uno.

Desde la década del 90, los diferentes gobiernos peruanos firmaron numerosos tratados bilaterales de inversión (TBI) que dieron a las empresas extranjeras, el “derecho exclusivo” de demandar al Perú ante tribunales de arbitraje internacional. De 2010 en adelante, se ha registrado un boom de demandas, cuya tendencia por año ha venido en aumento.

Deudas millonarias que limitan al Estado peruano

De sus veinticinco demandas acumuladas, el Perú tiene trece que aún están pendientes de resolver. Dentro de estas, y hasta el momento, existen dos órdenes de pago a favor de las empresas Bear Creek Mining (US$ 18.2 Millones) y Tza Yap Shum2 (US$ 780.000), que suman poco más de US$ 19 millones. Dicho monto serviría para adquirir más de un millón y medio de dosis de vacunas contra COVID-19 de la empresa Pfizer-Biontech.

Cabe resaltar que esta cifra millonaria no incluye los más de US$ 16.3 millones que el Perú debe asumir para pagar su propia defensa, los honorarios de los árbitros (se gane o se pierda el caso), e incluso el pago íntegro de los abogados que defienden a sus demandantes.

Los sectores más “demandantes”

Más de un tercio de todas las demandas contra Perú fueron registradas por inversores de Canadá y Estados Unidos, mientras que el 44% fue registrado por inversores europeos.

Si vemos las demandas por sectores, la industria extractiva en el Perú juega un rol económico importante y tiene amplia participación de empresas extranjeras. Ello explica que el 36% de todas las demandas contra Perú, han sido interpuestas desde el sector de minería e hidrocarburos. El sector Construcción es el que sigue con el mayor número de demandas: más del 25%.

Conclusiones sobre ISDS en Perú

Entre las recomendaciones del presente informe ISDS en números. El régimen de protección de inversiones y sus impactos en Perú, está el considerar la renegociación de los TLC para excluir el capítulo de protección de inversiones. Así como iniciar una revisión integral -a manera de auditoría, por ejemplo- de los acuerdos de protección de inversiones existentes, para ver si los beneficios planteados son realmente mayores que los perjuicios (análisis de costo/beneficio).

DATOS CLAVE:

  • Además de los 27 TBI, Perú tiene 13 Tratados de Libre Comercio (TLC) en vigencia que cuentan con un capítulo de protección de inversiones y habilitan el mecanismo ISDS (por sus siglas en inglés).
  • La cláusula de solución de disputas inversor-Estado o ISDS habilita a los inversores extranjeros a demandar al gobierno ante tribunales de arbitraje internacional cuando sienten que las medidas tomadas por el poder ejecutivo, legislativo o judicial, así como por gobiernos locales, afectaron negativamente sus ganancias. 
  • En todo el mundo, los tribunales que se basan en el mecanismo inversor-Estado han garantizado ganancias multimillonarias a las empresas transnacionales a costa del interés público.
  • Para descargar el informe, puede ingresar a: http://redge.org.pe/ISDS_en_numeros_el_regimen_de_proteccion_de_inversiones_y_sus_impactos_en_el_Peru

 

infográfico ISDS Perú

 

1.        Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo.
2.        Tza Yap Shum v. Republic of Peru (ICSID Case No. ARB/07/6), CENTRO INTERNACIONAL DE ARREGLO DE DIFERENCIAS RELATIVAS A INVERSIONES. https://icsid.worldbank.org/cases/case-database/case-detail?CaseNo=ARB/07/6
Fecha